CUANDO TÚ CAMBIAS....
EL MUNDO CAMBIA ANTE TU MIRADA

PROCESO CMR

· Quieres un cambio en tu vida y no sabes por dónde empezar?

· Te pasa que a pesar de haber hecho terapias, cursos, etc., te sientes estancado?

· Sientes que las situaciones te superan?

· Te sientes cansado, estresado, sobrecargado, y no sabes cómo gestionar tus emociones?

· Estas cansado de no poder ser tu mismo, de no saber poner límites?

· Sientes que no te entienden, que no te valoran? Tus relaciones son conflictivas?

· Tus miedos te limitan/paralizan a la hora de concretar tus proyectos?

Puedo ayudarte


TE ACOMPAÑO A LIBERAR TUS LIMITACIONES MEDIANTE HERRAMIENTAS SENCILLAS Y EFECTIVAS, PARA QUE PUEDAS VIVIR PLENAMENTE

TE OFREZCO UNA ENTREVISTA DE ORIENTACIÓN SIN CARGO


domingo, 20 de mayo de 2018

Romper con lo conocido




"Romper con lo conocido puede ser aterrador, y puedes perder lo que pensabas que era tuyo, y las imágenes confiables sobre ti mismo pueden derretirse en el fuego de la novedad, y podrías enfrentarte al miedo y el temblor, la incertidumbre y la duda, el rechazo e incluso el ridículo. Quizás tengas que aprender de la manera difícil a abrirte a más dolor y la vida podría volverse más incómoda que nunca...eso es hasta que te enamores con la comodidad profunda de la inseguridad, y la seguridad de hacer lo que vuelve a la vida digna de vivir...

Estarás nadando en lo desconocido, pero serás vasto y estarás vivo. Sentirás a la vida corriendo a través de tus venas una vez más - como lo hacías cuando eras joven y no te habías conformado aún con una vida de transigencia y de observar el reloj y de justificaciones para tu silenciosa desesperación - y canalizarás esta vitalidad de vuelta a la creación...

A veces dudarás lo que estás haciendo, y podrías idealizar los viejos tiempos cuando las cosas eran más fáciles y más predecibles, pero luego recordarás repentinamente que el viejo camino era falso y nunca funcionó para ti y es por eso que todo tenía que cambiar.

Honra esta vida que está intentando expresarse a sí misma en y a través de ti. No estás tan limitado como te pueden haber hecho creer aquellos que aún no han cobrado vida..."

Jeff Foster







domingo, 22 de abril de 2018

¿Qué es la Memoria Celular?


Resultado de imagen de memoria celular

Las memorias no sólo son almacenadas en el cerebro, sino también en la red psicosomática que se extiende por todo el cuerpo, a lo largo de las conexiones entre los órganos y hasta la superficie de nuestra piel. - Candace Pert

El cuerpo humano se puede comparar con una biocomputadora muy sofisticada, donde el cerebro no es el único lugar donde están almacenadas nuestras memorias, también disponemos de la memoria de las células donde están grabadas experiencias que condicionarán nuestra vida profundamente.

Nuestra memoria celular es un conjunto completo de archivos alojada en la bio-computadora humana. Es la información de nuestra herencia genética y de toda nuestra historia individual; es el registro preciso de vida, como un diario de bitácora impreso en todas y cada una de tus células. 

• de las experiencias del alma;
• de las experiencias de nuestros antepasados;
• de la información proveniente de la cultura en la que fuimos educados.

Cada célula de nuestro cuerpo puede guardar memoria y cada uno de nosotros tiene una memoria única que nos pertenece, y que es nuestra mente, nuestro cuerpo y  nuestro espíritu; memoria que nos informa y que nos impregna.
Almacenados en la memoria celular están todos los patrones –conscientes e inconscientes– de las conductas improductivas que no nos permiten sentirnos plenos y en paz con nosotros mismos.

La memoria celular afecta la manera como desempeñamos las tareas rutinarias y cotidianas, el modo como reaccionamos al estrés y la manera en que enfrentamos los desafíos emocionales.
Si las heridas pasadas guardadas en la memoria celular no se sanan, podrán limitar nuestra libertad y producirnos enfermedades.

• El campo electromagnético humano guarda la memoria e imprime a todas y cada una de las células del cuerpo físico con información energética o “info-energía”.

• La sumatoria de todo lo anterior da origen a una “sopa energética única” a la que llamamos “Yo”, con los rasgos, tendencias, talentos y deficiencias físicas, mentales y emocionales que cada uno de nosotros experimenta en la vida.

• Cada uno de nosotros vibra en una frecuencia energética única. Somos seres electromagnéticos que generamos o atraemos nuestras propias “vidas” en función de las frecuencias con las que resonamos internamente.


Algunos puntos acerca de la memoria celular

Así como nuestras impresiones digitales son únicas, también lo son nuestra existencia, y ella está impresa en cada célula de nuestro cuerpo.

1-  Todo nuestro ser es como un holograma inteligente, integrado e individual. En realidad somos un ser holístico, no la suma de las partes. Los rótulos «cuerpo», «mente», y «espíritu» son artificiales y sólo sirven para ayudarnos a estudiar y hacer más comprensible nuestra existencia como seres humanos. Cada punto del holograma celular contiene la información completa del todo.  El cuerpo podrá curarse  solo si la mente y el espíritu también son curados. Esto significa que, si se quiere llegar a la transformación a través de este proceso, se lo debe encarar de manera integrada.

2-  La memoria celular recibe la impronta de un campo energético cargado de información, que llamamos «info-energía».  Si magnificamos una célula hasta que los átomos que la constituyen sean visibles, podremos comprobar que estamos diseñados sobre la base de delicadas masas de infoenergía. En este sentido, la física cuántica ya ha descubierto que los bloques básicos que constituyen la materia visible están conformados por luz y sonido.

3- Todas las células son esencialmente lo mismo. Si pudiéramos des-programar las células y despojarlas de su capacidad de diferenciarse para formar órganos, músculos y huesos (lo que se llama «predisposición bioquímica»), volverían a su estado original y podrían convertirse en cualquier parte del cuerpo. Es decir, volverían a ser y a comportarse como antes de la formación del embrión.

4-  Las células son las piezas del holograma que tienen nuestra identidad y llevan nuestro nombre. La vida de cada uno de nosotros es única. Así como no existen dos briznas de pasto iguales, tampoco han existido, existen ni existirán, alguien como tú o como yo. La combinación de material físico, mental, emocional y espiritual con todas las influencias y factores que conforman lo que damos en llamar yo, es una obra maestra, exclusiva, imposible de replicar.

El cuerpo humano está formado por células que crecen, se diferencian y se multiplican llevando consigo la información básica del primer momento de la concepción. Esta combinación única de info-energía será la matriz fundacional de una vida humana, hasta la desintegración del holograma en el momento de la muerte.  De esta manera, las células de nuestro cuerpo son como los ladrillos con los que se construye el holograma que representa el ser humano y que se convierte en el vehículo principal de esta experiencia existencial que llamamos «mi vida».

5- Las células de nuestro holograma llevan consigo toda la información física, emocional, mental y espiritual. Nuestras células transportan el ácido desoxirribonucleico (ADN), que contiene la impresión genética y el diseño completo de nuestro cuerpo. También, las células alojan las impresiones de las experiencias mentales, emocionales y espirituales vividas. Nuestras células guardan información de todas las experiencias pasadas y de todos nuestros condicionamientos genéticos.

Toda esta información está viva en nosotros en forma inconsciente y determina así todos los patrones físicos, emocionales y mentales que poseemos. Somos un conglomerado energético que resuena y vibra como si fuéramos una nota musical. De alguna manera, la humanidad entera está representada en todas y cada una de las células de nuestro cuerpo. Nada de lo que experimentamos –sea positivo o negativo– escapa al diseño altamente condicionado de nuestro holograma.

Nuestra experiencia de vida consciente es como la punta visible de un iceberg. Esta parte visible representa sólo un 3 a un 5 % de la totalidad de lo que somos en verdad. La parte sumergida del iceberg es la que representa nuestra vida subconsciente y es esta parte la que impregna las células con información y memoria. El subconsciente opera detrás de un de velo energético condicionando nuestra manera de percibir y de reaccionar a nuestra vida.

6- Nuestras células requieren ser parte del flujo de energía creativa del universo.  Dar y recibir amor es fundamental para la vida celular. Nuestro holograma ha sido diseñado para nutrirse y crecer energéticamente por medio del amor incondicional. 

Entender cómo funciona la dinámica celular nos ayudará a comprenderlo mejor:
En el cerebro, el hipotálamo se encarga de sintetizar las proteínas, adecuándolas a las distintas funciones orgánicas. Estas proteínas especializadas –denominadas neuropéptidos– son liberadas en el torrente sanguíneo cada vez que un estado emocional se dispara.
Cada estado emocional produce una especie diferente de neuropéptidos; éstos viajan rápidamente por el torrente sanguíneo hasta encontrarse con las células que tienen los receptores adecuados para ellos. Esto significa que nuestras células tienen cierta cantidad de receptores disponibles para ciertos neuropéptidos.

Por ejemplo, podemos encontrar muchos receptores para alojar los neuropéptidos generados por el estado de tristeza - frustración de una persona que está constantemente deprimida. Por el contrario, en la misma persona, no habrá suficientes receptores para aquellos neuropéptidos generados por los estados de optimismo y alegría.
Si nuestras células son bombardeadas a diario y de manera inconsciente por las emociones generadas por patrones de pensamiento y creencias que producen contracciones (enojo, miedo, tristeza, culpa, vergüenza, etc.), habrá cada vez menor cantidad de receptores disponibles para las funciones de asimilación, nutrición, limpieza y curación.
Aquellas personas que diariamente dan y reciben amor –a sí mismos y a los otros– pueden llegar a disfrutar de mayor salud en todos los niveles. En cambio, aquellos que no lo hacen y pasan demasiado tiempo criticando, quejándose y culpando –a sí mismos o a los demás– padecen muchos más problemas físicos, mentales o emocionales.
Literalmente, el amor es lo que da a las células su fuerza vital; como contrapartida, la ausencia de amor resulta un drenaje para nuestra vitalidad y nuestra salud.
 
7-  Lo que se resiste, persiste. Lo que se resiste, se atrae. Esta es una de las premisas antiguas más útiles para entender nuestros problemas.  Las células están naciendo, creciendo y muriendo constantemente, reflejando a la perfección cómo funciona el universo: cambiando sin pausa, transformando y re-generando.
De manera que podemos fluir con los cambios que el universo pone en nuestra vida o, por el contrario, resistirlos.  Nuestro trabajo con la memoria celular nos ha permitido observar que las enfermedades que sufrimos son en su gran mayoría, consecuencia directa de nuestro hábito de resistir al flujo del universo en nuestras vidas.

8-  Las células buscan la transformación naturalmente. La aceptación del flujo de la vida y los cambios que conlleva, produce un profundo efecto de sanación, porque la actitud de aceptación produce paz interna y externa. Este estado afecta profundamente a las células, que enseguida actualizan la información contenida en todos los archivos físicos, mentales, emocionales y espirituales.
Entonces, toda aquella información que resulta inútil o innecesaria es removida de la memoria celular, para ser reemplazada por nuevas formas de ser y de accionar. Las técnicas comprendidas en los protocolos de Liberación de la Memoria Celular (Cellular Memory Release –CMR–) han sido creadas para producir estos cambios de manera gentil y profunda.

9- Las células regulan la intensidad del proceso de transformación. En cada célula –como el diseño en pequeña escala de tu holograma completo– existe una increíble inteligencia que sabe cómo digerir y transformar todo lo que te sucede. Es una función que las células cumplen automáticamente cuando están libres de resonancias contractivas.
La decisión de transformar esas resonancias es un proceso liberador que debe ser encarado con coraje, determinación y espíritu de aventura. A partir de ese momento, es el paso del tiempo lo que ayuda a integrar y a asentar gradualmente los cambios espirituales, mentales y emocionales.

10- Las células están diseñadas para limpiar y eliminar los patrones que ya no son útiles y para integrar nuevos patrones que despierten nuestro último potencial. Físicamente, las células se deshacen de lo que no quieren o no necesitan y también llevan a cabo esta función energéticamente, eliminando aquellas resonancias que ya no nos sirven. Una vez que esos viejos patrones tóxicos han sido descartados, son reemplazados por otros más nuevos y positivos que nos ayudan a experimentar nuestra vida de manera más libre y saludable.

 CMR (Liberación de la Memoria Celular)




martes, 20 de marzo de 2018

La Memoria Celular


Imagen relacionada

La mayor parte de los desequilibrios físicos y psicológicos que experimentamos, se originan por los pensamientos inconscientes y sentimientos que no hemos expresado, que luego dan lugar a contracciones energéticas, que producen dolencias, perturbaciones.


Conectándonos con el cuerpo y permitiéndonos sentir, podemos ir trascendiendo las distintas capas de dolor, transformándolas en bienestar y paz, que es nuestra resonancia original, a este proceso se le llama Liberación de la memoria celular o CMR (Luis Diaz).

- Todo en el universo es información y energía, mas densa (lo que denominamos sólido), o mas sutil.
Como dice la física cuántica, todo objeto creado es una madeja energética conformada en gran parte por espacio vacío y por partículas cuyo estado no se puede determinar, ya que están entrando y saliendo continuamente del estado de existencia.
Todos nacemos con una resonancia de gozo, amor y libertad, a lo que se le llama cuerpo de luz, no tenemos nada que esconder ni de qué avergonzarnos. Pero esta resonancia es muy maleable a los estímulos del exterior, del ambiente en el que nos criamos, de las experiencias por las que vamos pasando…

Ya desde que el bebe está en el vientre, experimenta lo que siente la madre, por que está en el campo energético de ella, aquí se comienzan a improntar los primeros patrones emocionales y comportamientos, que luego desarrollará al crecer.
Al nacer, el bebe sufre la primera separación, espera seguir recibiendo la protección, calidez, seguridad del vientre de la mama, pero no es así, de todas maneras, sigue permeable a recibir y confía en que todo estará bien, aunque es evidente que nunca va a ser como cuando estaba en el vientre materno.

A través de la experiencia de separación vivida a diario, el bebé “aprende” que ser permeable y abierto, ser vulnerable, es doloroso, y que es mejor “cerrarse” para protegerse, tiene que pretender que no siente lo que siente o aun que siente lo que no siente. O sea que deja de ser auténtico y comienza a actuar y se convierte en un niño que empieza a decir sí cuando quiere decir no, y no cuando quiere decir si. Sin darse cuenta, comienza a construirse una máscara que se hace más espesa y densa con el correr de los años. Es así como el cuerpo de luz expandido y confiado comienza a contraerse. Y esas contracciones conforman un campo energético denominado cuerpo de dolor, que se siente incómodo y doloroso.

Los seres humanos, generalmente, buscamos sentirnos felices, amorosos, creativos, libres, en paz. Queremos relaciones íntimas deliciosas, donde crecer juntos y dar y recibir en forma incondicional. En realidad, sin darnos cuenta, estamos tratando de revivir nuestras primeras experiencias intrauterinas de amor y placer incondicionales que son nuestro derecho, por el mero hecho de haber sido creados. Y a pesar de que ése es nuestro derecho tenemos un miedo muy profundo a ser vulnerables... Porque cuando hemos sido inocentes y confiados, hemos sufrido mucho, y a pesar de que la máscara no se siente confortable y no me deja ser quien soy en realidad, me sirvo de ella para protegerme de un dolor tan profundo como aquél.
Pero ocurre que el no ser auténticos nos genera un profundo sentimiento de autotraición que causa el dolor físico, emocional y espiritual que sentimos. Ese dolor se experimenta como una contracción energética en nuestro campo electromagnético, que conforma el cuerpo del dolor


¿Qué es la memoria celular?

Las memorias no sólo son almacenadas en el cerebro, sino también en la red psicosomática que se extiende por todo el cuerpo, a lo largo de las conexiones entre los órganos y hasta la superficie de nuestra piel. Candace Pert

En cada célula, está grabada toda nuestra historia genética, nuestra historia individual, y las memorias de las experiencias del alma; de las experiencias de nuestros antepasados; de la información proveniente de la cultura en que nos educamos.
En la memoria celular están almacenados todos los patrones conscientes e inconscientes de las conductas improductivas que no nos permiten están plenos y en paz con nosotros mismos.

Las heridas dolorosas del pasado no sanadas, limitan ahora nuestra vida, nuestra libertad y pueden producirnos enfermedades.

Puntos importantes:

  • Todo nuestro ser es como un holograma inteligente, integrado e individual.
  • Estamos diseñados por info-energia (luz y sonido-según la física cuántica) Y Cada punto del holograma celular contiene la información completa del todo, por lo que el cuerpo podrá curarse si también son curados la mente y el espíritu. Para que haya una transformación, debe trabajarse de manera integrada.
  • En esencia, todas las células son lo mismo, luego es que se especializan en diferentes funciones.
  • La mayor parte de nuestro funcionamiento es inconsciente (del 95% al 98%), como si de un iceberg se tratara, donde la parte consciente se corresponde con la parte que se ve, y la inconsciente con la oculta, esta es la que nos hace vivir lo que vivimos sin darnos cuenta (ahí están los programas que nos hacen funcionar).
  • El dar y recibir amor es la base de la salud para nuestras células, hemos sido diseñados para nutrirnos y vivir desde el amor incondicional.


Esta es la dinámica celular:

En el cerebro, el hipotálamo se encarga de sintetizar las proteínas, denominadas neuropéptidos, estas son liberadas en el torrente sanguíneo cada vez que un estado emocional se dispara.
Cada estado emocional produce una especie diferente de neuropéptidos; éstos viajan rápidamente por el torrente sanguíneo hasta encontrarse con las células que tienen los receptores adecuados para ellos. Nuestras células tienen cierta cantidad de receptores disponibles para ciertos neuropéptidos. Por ejemplo, si una persona suele vivir con frecuencia estados de tristeza, sus receptores celulares estarán inundados por estos péptidos, no pudiendo estar disponibles para recibir los neuropéptidos originados por estados de alegría…. Nos tornamos adictos a los estados emocionales…

Al estar las células bombardeadas a diario y de manera inconsciente por las emociones generadas por patrones de pensamiento y creencias que producen contracciones (enojo, miedo, tristeza, culpa, vergüenza, etc.), habrá cada vez menor cantidad de receptores disponibles para las funciones de asimilación, nutrición, limpieza y curación.
Literalmente, el amor es lo que da a las células su fuerza vital; la ausencia de amor resulta un drenaje para nuestra vitalidad y nuestra salud.

  • Las células están naciendo, creciendo y muriendo constantemente, reflejando a la perfección cómo funciona el universo: cambiando sin pausa, transformando y re-generando. De manera que podemos fluir con los cambios que el universo pone en nuestra vida o, por el contrario, resistirlos. Lo que se resiste, persiste y contrae las células.La actitud de aceptación produce paz interna y externa, produce un profundo efecto de sanación, afectando profundamente a las células, que enseguida actualizan la información contenida en todos los archivos físicos, mentales, emocionales y espirituales. Entonces, toda aquella información que resulta inútil o innecesaria es removida de la memoria celular, para ser reemplazada por nuevas formas de ser y de accionar.
  • Las células regulan la intensidad del proceso de transformación, en ellas reside una infinita inteligencia que sabe cómo digerir y transformar todo lo que te sucede cuando no hay resonancias contractivas.
  • Toda la memoria está en el campo energético y la fuerza vital proveerá a las células de la información necesaria mientras exista la bio-computadora humana.
  • La energía se expresa en el organismo en dos polaridades, yin y yan, en todo lo positivo hay algo de negativo, y en todo lo negativo algo de positivo. Los «archivos» que contienen la carga positiva son el resultado de todas las percepciones, creencias y decisiones que nos han ayudado y apoyado en la vida hasta el momento actual, estos archivos, crean una auto-imagen fuerte: «Soy una persona sana.», «Yo puedo.», «Yo confío en mí.»,« Los archivos que contienen la carga negativa son el resultado de creencias y decisiones desde las cuales nace una auto-imagen débil para nosotros mismos y para los demás: «Nadie me ama», «No puedo decir mi verdad», «No puedo confiar en nadie». «Soy un/a fracasado/a».
  • Algunos estudiosos de la memoria de las células con renombre científico, son:
Candace Pert, bióloga molecular, “La mente y el cuerpo se comunican a través de unos químicos llamados péptidos, que no solo se encuentran en las células del cerebro sino también en las de todo el cuerpo, formando una red de información”. Sostiene que los pensamientos como las memorias pueden permanecer inconscientes o pueden hacerse conscientes a través de receptores celulares, lo que abre la posibilidad de conexiones psicológicas entre las memorias, los órganos y la mente.

Paul Pearsall, psico-neuroimmunologista, ha investigado durante varios años la transferencia de memorias a través de órganos transplantados, dice que células de los tejidos vivos recuerdan.

Gary Schwartz, PhD, y Linda Russek, PhD, científicos que dicen que “todos los sistemas corporales almacenan energía de manera dinámica… y que esta información perdura aun después de que la estructura física se haya destruido.”

Bruce Lipton, científico e investigador, creador de la Epigenética, “las células están siendo profundamente influenciadas por nuestros pensamientos y percepciones del entorno
  • Volver al estado de paz y alegría interior que teníamos siendo bebés, es posible. Simplemente, tenemos que des-aprender lo que se nos ha enseñado como verdadero, para re-encontrarnos con nuestro ser esencial.
Libro: La Memoria en las Células (Luis Diaz)






Juana Ma. Martínez Camacho 

Terapeuta Transpersonal (Psicología Integral)
Especialista en Bioneuroemoción- Biodescodificación
Facilitadora Internacional de CMR (Liberación de la memoria Celular)
 Anatheóresis


juani593@hotmail.com


www.centroelim.org

telf. 653-936-074



CONSULTAS PRESENCIALES


CONSULTAS POR SKYPE




domingo, 18 de marzo de 2018

El sistema de creencias afecta nuestra biología - nuestra salud


Resultado de imagen de biologia de la creencia


Los pensamientos positivos por sí solos no logran la curación física en todos los casos.
Se necesita algo más que «pensamientos positivos» para mantener el control de tu cuerpo y de tu vida.

Es importante para tu salud y tu bienestar que cambies tu forma de pensar y te concentres en los pensamientos vitales y positivos, además de eliminar los siempre presentes y extenuantes pensamientos negativos.
Pero, el mero hecho de pensar en positivo no tiene por qué provocar un cambio en nuestras vidas.
De hecho, en ocasiones la gente que «fracasa» a la hora de tener pensamientos positivos se vuelve más débil, ya que cree que su situación es irremediable: cree que ya ha agotado todos los remedios mentales y físicos.

Hay que comprender que la parte consciente y la parte subconsciente de la mente, son independientes.
La mente subconsciente, procesa alrededor de veinte millones de estímulos por segundo (frente a los cuarenta que interpreta la mente consciente en ese mismo tiempo)
La mente consciente es la creativa, la que puede conjurar los «pensamientos positivos».

Por el contrario, El subconsciente, es uno de los procesadores de información más poderosos que se conocen, examina con detenimiento el mundo que nos rodea y las señales internas; percibe las condiciones del entorno y reacciona de forma inmediata seleccionando un comportamiento previamente (aprendido) y todo sin la ayuda, la supervisión o siquiera la conciencia de la mente consciente.
La mente subconsciente es estrictamente maquinal; repite las mismas respuestas a las señales vitales una y otra vez.

¿Cuántas veces has montado en cólera por algo tan nimio como encontrarte un tubo de pasta de dientes abierto?
Aprendiste desde niño a poner el tapón con mucho cuidado. Cuando encuentras el tubo de pasta abierto, se te «cruzan los cables» y montas en cólera de forma automática. No es más que una sencilla reacción estímulo-respuesta del programa de comportamiento almacenado en el subconsciente.

En lo que se refiere a la capacidad de procesamiento neuronal, la mente subconsciente es millones de veces más poderosa que la consciente.
Si los deseos de ésta entran en conflicto con la programación del subconsciente, ¿cuál de las dos crees que ganará?
Puedes repetir una y otra vez la afirmación positiva de que eres encantador o que tu cáncer remitirá.
Pero si de niño escuchaste una y otra vez que no sirves para nada y que estás enfermo, esos mensajes programados en el subconsciente socavarán tus mejores esfuerzos conscientes por cambiar tu vida.

Las conductas o comportamientos reflejos pueden ser tan simples como el hecho de estirar la pierna cuando te dan golpecitos con un martillo en la rodilla o tan complejos como conducir un coche, te metes en el coche, lo pones en marcha y revisas sin darte cuenta la lista de la compra mientras el subconsciente se encarga de activar todas las complejas habilidades necesarias para conducir sin problemas por la ciudad, sin que tengas que pensar ni una vez en cómo se conduce.
Conduces mientras mantienes una conversación con la persona que se sienta a tu lado y estás tan absorto en la charla que en algún punto de la carretera te das cuenta de que llevas cinco minutos sin prestarle atención a la conducción.
Si tú no estabas conduciendo el coche durante ese lapso de tiempo, ¿quién lo hacía? 
¡La mente subconsciente! Aunque tú no estuvieras pendiente, el subconsciente ha conducido tal y como le enseñaron a hacerlo durante las clases de conducción.

Aunque las respuestas condicionadas pueden ser particularmente complejas, son «descerebradas».
Durante el proceso de aprendizaje condicionado, las rutas neurales establecidas entre los estímulos y las respuestas se estructuran para asegurar un patrón repetitivo. Estas rutas son los «hábitos».
Los humanos y cierto número de mamíferos superiores han desarrollado una región especializada del cerebro asociada con el pensamiento, la planificación y la toma de decisiones llamada corteza prefrontal.
Esta región del cerebro es en apariencia el asiento de la mente consciente es un «órgano sensorial» de evolución reciente que observa nuestros comportamientos y emociones.

La mente consciente también tiene acceso a la mayor parte de los datos almacenados en nuestro banco de memoria a largo plazo.
Éste es un rasgo importantísimo, ya que nos permite considerar la historia de nuestra vida cuando planeamos nuestro futuro de forma consciente.
Con esta habilidad de ser autorefleja, la mente consciente puede observar y programar nuestros comportamientos, evaluados y decidir cambiar la programación de forma deliberada. Podemos decidir cómo reaccionar a la mayor parte de las señales del entorno, incluso si queremos reaccionar o no.

La capacidad de la mente consciente de obviar la programación del subconsciente, es la base del libre albedrío.
No obstante, hay que prestar mucha atención, ya que en caso contrario la programación subconsciente toma las riendas; es una tarea difícil, como puede atestiguar cualquiera que haya puesto a prueba alguna vez su fuerza de voluntad. La programación subconsciente se hace con el control en el momento en que la mente consciente se descuida.

La mente subconsciente funciona mediante el estímulo-respuesta; no existe en esa parte de la «maquinaria» “algo” que reflexione sobre los resultados a largo plazo de los programas que ponemos en marcha.
La capacidad del cerebro humano para «aprender» ideas es tan avanzada que no necesitamos una experiencia directa, podemos adquirirlas de forma indirecta a través de maestros.

Una vez que aceptamos las ideas de otros como «verdades», dichas ideas se graban en nuestro cerebro y se convierten en nuestras «verdades».
Aquí es donde surge el problema: ¿qué ocurre si las ideas de nuestros maestros no son acertadas?
En esos casos, los cerebros se llenan de ideas erróneas.

El subconsciente funciona sólo en el «ahora». En consecuencia, los conceptos erróneos de nuestro subconsciente no son «monitorizados» y suelen llevarnos a comportamientos desacertados y coartados.
Sí, los conceptos «controlan» la biología, pero, como ya hemos visto, estos conceptos pueden ser ciertos o falsos. Así pues, deberíamos ser más precisos y referimos a estas ideas como «creencias».

¡Las creencias controlan la biología!

Un ejemplo muy conocido de como una creencia afecta a nuestra biología es el efecto placebo.
Todos los estudiantes de medicina saben, que la mente puede afectar al cuerpo. Saben que algunas personas mejoran cuando creen (de forma equivocada) que están recibiendo un tratamiento médico.
Cuando los pacientes mejoran tras recibir una pastilla de azúcar, la medicina lo define como «efecto placebo», el «efecto de las creencias», es un testimonio extraordinario de la capacidad de sanación de la unión cuerpo-mente.
Cuando la mente mejora la salud mediante la sugestión positiva, se le denomina efecto placebo. Por el contrario, cuando esa misma mente está llena de pensamientos negativos que pueden deteriorar la salud, los efectos negativos producidos se conocen como «efecto nocebo».

En medicina, el efecto nocebo puede ser tan poderoso como el efecto placebo, algo que deberías tener muy en cuenta cada vez que entres en la consulta de un médico. Los médicos y terapeutas pueden enviar mensajes desesperanzadores a sus pacientes con sus palabras o sus gestos, también las creencias que pueda tener el paciente sobre el diagnostico medico que está recibiendo, pueden ser decisivas, si recibimos un diagnostico de cáncer y nuestro subconsciente tiene la programación cáncer = muerte, “ automáticamente se genera una sentencia, “me voy a morir” y esta creencia instalada en el subconsciente, va a invalidar todos los esfuerzos conscientes de sanación.

Los problemáticos casos de efecto nocebo sugieren que los Médicos, los padres, los profesores, etc., pueden robarte la esperanza haciéndote creer que no puedes hacer nada.
Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes … tienes razón. (Henry Ford.)
Tus creencias actúan como los filtros de una cámara, cambiando la forma en la que ves el mundo. Y tu biología se adapta a esas creencias.

Cuando reconozcamos de una vez por todas que nuestras creencias son así de poderosas, estaremos en posesión de la llave a la libertad.

Tus creencias se convierten en tus pensamientos, tus pensamientos se convierten en tus palabras, tus palabras se convierten en tus actos, tus actos se convierten en tus hábitos, tus hábitos se convierten en tus valores, tus valores se convierten en tu destino.

La biología de la creencia
Bruce Lipton.




Para aprender mas - CURSOS  ONLINE  - TUTORIAS  PERSONALIZADAS



www.centroelim.org







miércoles, 14 de marzo de 2018

Frecuencias Cerebrales


Imagen relacionada


Según las neurociencias, hay cinco frecuencias de ondas cerebrales distintas, con las que funciona el cerebro: Beta, Alfa, Theta, Delta y las menos conocidas Gamma.

Cada frecuencia, medida en ciclos por segundo (Hz), tiene su propias características que representan un nivel específico de la actividad cerebral y por lo tanto un estado único de la conciencia.



TIPO DE ONDA
FRECUENCIA

SITUACIÓN MENTAL
BETA
13 a 28 Hz
Estado de alerta máxima. Vigilante, miedo, estado de vigilia (conducción, trabajo, ansiedad,...)
ALFA
7,5 a 13 Hz
Relajación, tranquilidad, meditación. Momento previo al sueño.
THETA
3,5 a 7,5 Hz
Inicio del sueño o meditación profunda.
Fantasía, imaginación, inspiración creativa.
DELTA
0,2 a 3,5 Hz
Sueño profundo, trance hipnótico. Fase REM del sueño.


Algunos autores varían un poco los ciclos.




NIVEL BETA (estado de vigilia)


Son oscilaciones electromagnéticas en el rango más alto de frecuencia 13 a 28 Hz Ciclos por segundo, que se detectan en el cerebro humano a través de un electroencefalograma. Son rápidas, frecuentes y se está despierto, y dan testimonio de nuestra actividad mental cuando tenemos los ojos abiertos y observamos el exterior y de los pensamientos que pasan por la mente. Se asocian con la conciencia normal de vigilia y un mayor estado de alerta, la lógica y el razonamiento crítico. Están presentes en las actividades diarias, cuestionamos, razonamos, corremos, brincamos, realizamos procesos matemáticos, reímos, lloramos, estamos distraídos, etc. (Estado normal de una persona).

Cuando estamos agitados por pensamientos compulsivos, se dice que estamos en estado de “hiperactividad”, este estado no es bueno para nuestra salud.


Por el contrario cuando el cerebro opera a gran velocidad pero con lucidez, estamos en presencia de ondas cerebrales beta que son buenas para la salud, que testimonian lucidez, estados de intuición pura…



NIVEL ALFA (trance ligero)

Son oscilaciones electromagnéticas en el rango de frecuencias de 7,5 a 13 Hz que surgen de la actividad eléctrica sincrónica y coherente de las células cerebrales de la corteza del tálamo también se las llama ondas de “Berger” en honor al primer investigador que aplicó la electroencefalografía a seres humanos.


Se detectan usando el encefalograma o el magnetoencefalograma, y se originan en el lóbulo occipital durante períodos de relajación, con los ojos cerrados pero aún despiertos.

Se piensa que representan la actividad de la corteza visual en un estado de reposo. Las producimos cuando cerramos los ojos y disminuimos nuestra actividad mental. Son ondas más lentas que testimonian un estado de paz interior, de calma.

Se puede desprogramar y programar, eliminar fobias, estrés, etc. Es cuando creamos y nuestros sentidos están al máximo de su capacidad. Imaginamos y visualizamos lo que queremos tener. Aumentamos las ondas alfa cuando hacemos yoga y meditación.

La voz de Alpha es la intuición, que se vuelve más clara y más profunda cuanto más nos acercamos a 7,5 Hz.


NIVEL THETA

Son oscilaciones electromagnéticas en el rango de frecuencias de 3,5 a 7,5 Hz, que se detectan en el cerebro a través del electroencefalograma. Normalmente están asociadas con meditación profunda, etapas de sueño profundo, en la fase de sueño MOR.

Se generan tras la interacción entre los lóbulos temporal y frontal.

Las ondas Theta son ondas aún más lentas, son causa de extrema creatividad, cuando las soluciones surgen sin esfuerzo aparente, y de sumergirnos en las profundidades del inconsciente.

Estas ondas nos permiten encontrar la memoria consciente de emociones y traumas olvidados, nos ponen en contacto con recuerdos que habíamos rechazado y estaban en el fondo de nosotros mismos, recuerdos de emociones fuertes…

En este estado se disparan los poderes como telequinesis, telepatía etc., además podemos desprogramar y programar más fácil y se produce la anestesia sicológica.

También se conoce como el estado crepuscular, ya que normalmente sólo momentáneamente es experimentada mientras uno se queda dormido (de Alfa) y surge del sueño profundo (del Delta). Un sentimiento de profunda conexión espiritual y la unidad con el Universo puede ser experimentado en Theta.

Las Visualizaciones vívidas, inspiración profunda, creatividad, así como la mayoría de los programas profundos de tu mente están todos en Theta.

La frontera Alpha-Theta, de 7 a 8 Hz, es el rango óptimo para la visualización, programación mental y utilizar el poder creativo de la mente. Es el estado mental en el que conscientemente creamos nuestra realidad.

En esta frecuencia de control de la mente, uno es consciente de su entorno, pero su cuerpo está en una profunda relajación. Para saber cómo acceder a este nivel de la mente a voluntad, primero hay que aprender a relajarse.

La voz de Theta es silenciosa.

Las ondas Theta nos ofrecen la posibilidad de “limpiar” y de “reintegrar”, “unificándolas” memorias o fragmentos de historias que habíamos olvidado, enterrado.



NIVEL DELTA

Son oscilaciones electromagnéticas en el rango de frecuencias de 0,2-3,5 Hz, también se pueden detectar en el cerebro por medio del electroencefalograma. Normalmente asociadas al sueño profundo, también en casos de daño cerebral y coma.

Se presentan en sueño profundo sin soñar y no están presente en las otras etapas del sueño (1,2 y de movimiento rápido de los ojos). Son las ondas más lentas. No las ponemos en acción, en la mayoría de los casos, hasta que no nos sentimos en peligro y nuestro espíritu se moviliza para encartar soluciones inmediatas.

Delta es el reino de la mente inconsciente. Es la puerta de entrada a la mente universal y el inconsciente colectivo, en donde la información recibida está disponible de otro modo en el nivel consciente.

Delta se asocia con la curación profunda y la regeneración, lo que resalta la importancia del sueño profundo al proceso de curación.


NIVEL GAMMA

El rango más recientemente descubierto es Gamma, que es el más rápido en frecuencia, por encima de 40 Hz (algunos investigadores no distinguen las ondas Beta de las Gamma).

Aunque se sabe poco de este estado de ánimo, la investigación inicial muestra que las ondas gamma están asociadas con explosiones de perspicacia y de alto nivel de procesamiento de la información.


Resultado de imagen de ondas cerebrales y edades




Ondas cerebrales y edades

De 0 a dos años predominan las ondas delta,  el niño no puede responder al mundo por eso a veces llora, solo recibe señales, pero aún no puede coordinar bien los movimientos y responder…
De 2 a 5 años, hay un predominio de ondas theta, son las ondas de la hipnosis, muy importante pues, los niños a esta edad mezclan el mundo imaginario con el real, si dicen montar a caballo en una escoba, para ellos es así, es un caballo; no distinguen, mezclan el mundo, es estado hipnótico, con lo cual la información va directamente a la mente subconsciente.

Desde los 6 años el niño empieza a tener conciencia y a los 12, se desarrolla un nivel más alto llamado beta, y esto es cuando cambia de primaria a secundaria, cuando el niño puede entender niveles más altos.

La importancia de esto comentado, es que en los primeros 6 años, el niño no funciona conscientemente, actúa por debajo de la conciencia, está en estado de hipnosis, este es el periodo de adiestramiento, con solo ver graba, no es necesario enseñarle, el ver es lo que graba directamente a su memoria, sin conciencia, sin pensar, solo lo observa y crea una respuesta, pero es el periodo donde te das cuenta de quién eres, tus padres te dicen eres un buen niño, eres un mal niño, eres querible, eres un niño enfermo, eres tonto, cuando los niños escuchan esas palabras y tiene de 6 años para abajo, esas palabras  se graban en su mente subconsciente, las creencias “no soy inteligente”, “no soy bueno”, “soy torpe”, “soy malo”, etc.,  el problema es que estamos programados en la mente subconsciente no por nuestras propias creencias, sino por nuestros padres, nuestra familia y nuestra comunidad o sea que, en los primeros 6 años de vida estamos grabando las creencias y conductas de otras personas y es relevante porque en la vida adulta el 95 % de tu conducta viene de la mente subconsciente, estamos usando los programas de otras personas para vivir el 95% de nuestra vida y solo el 5% son nuestros deseos y nuestros sueños. 

(Bruce Lipton- La Biología de la Creencia)


 Resultado de imagen de niños



¿Porque es importante entender las frecuencias del cerebro?

Para recordar que el estado más creativo del ser humano no es el que usamos cotidianamente cuando estamos totalmente despiertos, o cuando estamos totalmente dormidos, las frecuencias beta (el cotidiano) y delta (sueño profundo) no son las frecuencias más creativas, si queremos crear nuestra vida, tenemos que empezar aprender a ir a alfa y a theta  para poder cambiar nuestra realidad.

En los estados alpha y theta el ego se debilita y es más difícil que interfiera con nuestra creación, y esto es muy importante para saber por qué sirve la meditación, ya que nos ayuda a entrar en estas frecuencias más bajas, la primera es alpha la  segunda es theta y cuando entramos en esto, el ego, que es la vocecita interna que todo el tiempo está criticando, juzgando, esto me gusta,  esto es insoportable, etc., esa voz, no la podemos callar de golpe, tenemos que cambiar nuestra vibración mental, nuestra frecuencia cerebral.

Cuando activamos diferentes circuitos en el cerebro, pensamientos, se produce un sentimiento, así que si tienes un hermoso pensamiento, tu cerebro se activa en un patrón especifico o combinación y produce químicos que inundan el cuerpo y empiezas a sentir por lo que sea que estabas pensando, ya sea alegría y gozo, o negativo e inseguro.
En el momento en que te empiezas a sentir como piensas, empiezas a pensar en la forma que sientes, y este es un problema porque la redundancia del ciclo pensar y sentir, crea una manera de funcionar adictiva.

Esa química que se produce por las emociones, genera adicción, si suelo estar enojado, me torno adicto a la química del enojo y busco inconscientemente situaciones para sentirme enojado y sostener esa química, ahora ya no es más el hecho externo, sino que yo creo lo que no quiero porque estoy atrapado en una adicción bioquímica interior, soy adicto a mi biología.



Si quieres aprender más sobre cómo funciona nuestra biología, sobre la intercomunicación entre el cuerpo y la mente  y muchas cosas más que te afectan en tu vida por desconocer cómo funcionas,  inscríbete al


Curso online    Comunicación Cuerpo-Mente.


www.centroelim.org